Los gigantes de la biblia

“Los gigantes de la biblia” es una de las parábolas menos conocidas, ya que es un poco difícil de entender. Para poder conocer mejor de qué se trata debemos conocer qué dice Génesis 6:1-4. A estos gigantes en la biblia se les conoce como nefilim.

Lo más seguro es que nunca hayas escuchado sobre este término, pero lo que quiere decir es que los nefilim eran el fruto de los hijos de Dios que se unían con las mujeres de la raza humana.

Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.

Genesis 6:1

Los ángeles consideraban a estas mujeres muy hermosas así que decidieron procrear con ellas, algo que no le agradó a Dios.

Los gigantes de la biblia

Al ser hijos de Dios se entendía que eran seres que él envió para cuidar a toda la tierra, pero en sí no se sabe con certeza de qué se trataba al decir esta frase.

Los gigantes de la biblia se convirtieron en seres que inspiraban temor en las personas del pueblo, ya que se enfrentaban a todos los que ahí vivían, fueran buenos o no.

Por otra parte, los hijos de Set se casaron con las hijas de Caín, una herencia nada buena por ser hijas de quien asesinó a su hermano y desde entonces a toda la descendencia de este hombre se le considera malvada, esto mismo pasa con esta parábola.

¿Cuáles son las hipótesis sobre quiénes son los hijos de Dios?

Los gigantes en la biblia son un enigma para todos, ya que muchos lo interpretan de diferentes formas.

Una de las hipótesis –considerada la mas “cuerda”– es que los gigantes de la biblia son hijos de los ángeles caídos, y esto tiene sentido si consideramos que los ángeles caídos –también conocidos como demonios– fueron los ángeles guardianes de Dios en la tierra antes de revelarse.

Los gigantes de la biblia

Por esta parte es muy sencillo pensar que estos ángeles al procrear con humanos crearan hombres gigantes, pero de ahí a que estos fueran los héroes es la parte que no se entiende de esta parábola, ya que los consideraban poderosos por las cosas malas que hacían.

Otra de las hipótesis es que el término “hijos de Dios” haya sido tomado a la ligera para decir que estas personas eran “gigantes” solamente por ser sus hijos, pero este término tampoco se utiliza mucho en la biblia, y cuando se suele utilizar es refiriéndose a los ángeles.

Lo cierto es que hasta los momentos no se ha conseguido dar una respuesta acertada a esta parábola ni qué es lo que hace que estas personas sean gigantes en comparación a las demás personas.

¿Qué pasó con los gigantes de la biblia?

Según lo que comentan en la biblia, los nefilim murieron en el momento del diluvio. Cuando a Noé le fue ordenado salvar una pareja por cada especie en el mundo, hubieron muchas personas que no lograron sobrevivir –incluyendo los gigantes de la biblia–.

En este sentido se puede asegurar que su destino fue corto y que ese posiblemente sería su castigo por los pecados cometidos por sus padres. Sabemos que Dios no es de castigar, pero en ocasiones su justicia es así. Luego del diluvio aparecieron otros gigantes en la biblia, pero estos no eran los mismos que los nefilim.

Los demás eran hombres grandes que fueron resultado de errores genéticos. Algunos que se nombran en la biblia son los refaitas, emitas y anaquitas, además del famoso Goliat que era filisteo de Gat.

Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.

Génesis 6:4

Los gigantes de la biblia hicieron muchas cosas malas en el poco tiempo que estuvieron vivos y volvieron violentos a los habitantes de la tierra. Su legado en la tierra fue de terror, miedo y mucha violencia.

Versículos de gigantes en la biblia

También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.

Números 13:33.

En este versículo nombran algunos de los gigantes que existieron después de los nefilim.

Como los anaceos, ellos también son considerados gigantes, pero los moabitas los llaman emitas.

Deuteronomio 2:11

Los anaceos eran gigantes que nombraba la biblia, esto pasó después del diluvio en donde murieron muchas personas.

Entonces de los ejércitos de los filisteos salió un campeón llamado Goliat, de Gat, cuya altura era de seis codos y un palmo.

Samuel 17;4

El Goliat que venció a David debido a su gran tamaño es al que se refiere el profeta Samuel; además de su fuerza, su gran altura era lo que más impresionaba a todos los que estuvieron presentes.

Después hubo guerra en Gat, donde había un hombre de gran estatura, el cual tenía doce dedos en las manos, y otros doce en los pies, veinticuatro por todos; y también era descendiente de los gigantes.

2 Samuel 21:20

Los gigantes de la biblia después del diluvio eran seres genéticamente anormales, por lo que en esos tiempos eran considerados como monstruos al ser diferentes a las demás personas.

Más el nombre de Hebrón fue antes Quiriat-arba; porque Arba fue un hombre grande entre los anaceos. Y la tierra descansó de la guerra.

Josué 14:15

No todos los gigantes que nombra la biblia eran personas malas, algunos hacían el bien y protegían la comunidad en donde vivían, gracias a esto en muchas partes reinó la paz durante mucho tiempo.

Por el contrario, los gigantes de la biblia (los nefilim) fueron seres muy malos que causaron un gran desastre mientras estaban vivos, algo que tenía que suceder por su consanguinidad que viene del pecado.

Leave a Reply