Personajes bíblicos: 40 días de ayuno

El ayuno es la abstinencia de hacer algo que se desea, básicamente el ayuno es más visto en el tiempo de cuaresma en el que se abstiene de comer carne. El ayuno se hace con la finalidad de homenajear a Jesús, quien estuvo 40 días de ayuno en el desierto.

Citas bíblicas que hablan sobre los 40 días de ayuno

Los Seguidores de Juan el Bautista se acercaron a Jesús y le preguntaron: Nosotros y los fariseos ayunamos mucho, ¿por qué tus discípulos no ayunan?

Jesús les contestó: ¿Acaso pueden estar triste los invitados a una boda, mientras el novio está con ellos? Pero Llegará el momento en que se lleven al novio, Entonces sí ayunaran.

Nadie arregló un vestido viejo con un remiendo de tela nueva, Porque el remiendo nuevo se encoge y se rompe el vestido, y el desgarrón se hace mayor. Ni tampoco se echa Vino Nuevo en cueros viejos, porque los cueros se revientan, y tanto el vino como los cueros se pierden, Por eso hay que echar el vino nuevo en cueros nuevos, para que así se conserven las dos cosas.

Marcos 9: 14-17
40 días de ayuno

Esto quiere decir que el ayuno para aquel entonces se tomaba como una especie de llamado de atención a Dios, el ayuno era tomado como un sacrificio con la intención de obtener una recompensa deseada. El ayuno se describía como la abstinencia de comer con la finalidad de recibir algo a cambio.

La siguiente cita bíblica habla de los 40 días de ayuno que tuvo Jesús en el desierto y su enfrentamiento con el diablo.

Jesús lleno del Espíritu Santo volvió del río Jordán y el espíritu lo llevó al Desierto. Allí estuvo 40 días y el diablo lo puso a prueba. No comió nada durante esos días Así que después sintió hambre. El diablo Entonces le dijo:

Si deveras eres hijo de Dios ordena esta piedra que se convierta en pan.

Jesús le contestó: La escritura dice: ‘no sólo de pan vivirá el hombre’

Luego el diablo lo levantó y mostrándole en un momento todos los paisajes del mundo le dijo:

yo te daré todo este poder y la grandeza de estos paisajes, porque yo lo he recibido y se lo daré al que quiera dárselos, y te arrodillas y me adoras, todo será tuyo.

Jesús le respondió: la escritura dice: ‘adora al Señor tu Dios y sirve el sólo a él’.

Después del diablo lo llevó a la Ciudad de Jerusalén lo subió a la parte más alta del templo y le dijo:

Si eres hijo de Dios, tírate abajo desde aquí, porque la escritura dice: Dios mandará que sus ángeles te cuiden y te proteja, te levantarán con sus manos para que no tropiecen con piedra alguna.

Jesús le contestó: También dice la escritura: no pongas a prueba al Señor tu Dios.

Cuando el diablo no encontró otra forma de poner a prueba Jesús, se alejó de él por algún tiempo.

Lucas 4: 1-13

Esta será una ley permanente para ustedes: el día 10 del mes séptimo deberán ustedes dedicarlo al ayuno y suspender todas sus labores, lo mismo los israelitas que los extranjeros que viven entre ustedes, pues en ese día se obtendrán el perdón de los pecados de ustedes delante del Señor, y quedará limpio de todo ello. Es una ley permanente: ese día será para ustedes un día especial de reposo y dedicado al ayuno.

Levítico 16: 29-31

Pero ahora lo Afirma el señor vuélvanse a mí de todo corazón, ¡ayunen, griten, lloren!

Vuélvanse ustedes al Señor su Dios y desgarra el corazón en vez de desgarrarse la ropa.

Porque el señor es tierno y compasivo, paciente y todo amor. Dispuesto siempre a levantar el castigo. Tal vez decidan o castigarlos a ustedes y les envíen Bendición: cereales y vino para las ofrendas del señor su Dios. ¡Toquen la trompeta en el Monte de Sión! convoquen al pueblo y proclamen el ayuno.

Joel 2: 12-15

Beneficios del ayuno

  1. Abre nuestro espíritu para recibir revelación y entendimiento, al abrirse el espíritu se abre también los oídos a la voz del Espíritu Santo, también se recibe una guianza espiritual para saber qué pasos se debe tomar en la vida.
  2. Interceder por un propósito definido ya que ayunar sirve también para aquellas necesidades, hacer un pequeño sacrificio y abstenerse de hacer aquello que queremos para tener algún premio a cambio de eso.
  3. Recibir mayor autoridad espiritual porque muchos se preguntaron por qué no podían librar a las personas de los demonios, a lo que Jesús le respondió que ese género es algo que solamente se puede lograr con el ayuno y la oración. Pero también hay que saber diferenciar ya que los demonios también tienen distinto juez de autoridad.
  4. Ser escuchado por Dios y que las plegarías más deseadas sean cumplidas.

Los 40 días de ayuno fueron una prueba que se le impuso a Jesús y que a pesar de las tentaciones del demonio él no traicionó a Dios, por lo que se toma el ayuno como una ofrenda de corazón a Dios.

Leave a Reply